Zweig, Charlie y Snoopy

Fuente: Nexos
Por: Arnoldo Kraus

Stefan Zweig escribió: “No basta con pensar en la muerte, sino que se debe tenerla siempre delante. Entonces la vida se hace más solemne, más importante, más fecunda y alegre”.

En una de las viñetas de Charles M. Schulz se observa a Charlie y Snoopy sentados en un malecón de espaldas a quien observa la viñeta, mirando el mar. Charlie dice: “Algún día me moriré”. Snoopy contesta: “Sí, pero los demás días no”.

Casi podría asegurarlo: Zweig no conoció la viñeta y Snoopy no leyó la idea del gran escritor. En cambio, estoy seguro que la muerte no ha leído al escritor austriaco ni ha visto el dibujo de Schulz. La muerte no sabe ni del historietista ni de Zweig. Ahí está.

Tener conciencia de la muerte es imprescindible. ¿Sirve tenerla? Sí, sobre todo cuando la muerte toca a la puerta. La certeza de su llegada es benéfica para uno y para los seres cercanos. En el occidente medicado, ante la ceguera y falta de sapiencia médica hacia el final de la vida, dicha conciencia es útil y necesaria.

Español